Multimedia

Multimedia es un término que procede de la lengua inglesa y que refiere a aquello que utiliza varios medios de manera simultánea en la transmisión de una información. Una presentación multimedia, por lo tanto, puede incluir fotografías, vídeos, sonidos y texto.


El concepto se aplica a objetos y sistemas que apelan a múltiples medios físicos y/o digitales para comunicar sus contenidos. El término también se usa en referencia a los medios en sí que permiten almacenar y difundir contenidos con estas características.

La comunicación multimedia facilita la comprensión y el aprendizaje, ya que resulta muy parecida a la comunicación humana directa (cara a cara). En una conversación, observamos al interlocutor (lo que sería equivalente a un vídeo) y lo escuchamos (audio) mientras acompaña sus palabras con gestos y movimientos corporales (animaciones).

Una presentación o emisión multimedia puede realizarse en directo o estar grabada. La difusión de los contenidos, por otra parte, puede concretarse a través de Internet, proyectarse en una pantalla o desarrollarse en un escenario.

Un curso de inglés a distancia es un ejemplo de información multimedia. Ya sea online o mediante un CD-ROM o DVD-ROM, el estudiante puede observar vídeos para familiarizarse con el idioma, escuchar audios para aprender la pronunciación, participar de juegos interactivos con animaciones y leer textos con explicaciones sobre gramática y ortografía.

Las páginas web también pueden presentar desarrollos multimedia, con animaciones en HTML5 y Flash, vídeos insertados desde YouTube, música de fondo y material para leer. En estos casos, puede hablarse de multimedia interactiva, ya que es el usuario quien decide cómo será la presentación de la información y en qué momento iniciarla a través de un clic.


La integración del contenido multimedia supuso una de las más importantes revoluciones de la informática a nivel usuario de las últimas décadas. Hasta comienzos de los años 90, si bien existían los videojuegos y ya habían surgido programas educativos para computadora, se trataba de productos aislados y de una complejidad muy moderada, dados los escasos recursos que ofrecían los equipos de la época.

A medida que el poderío de las computadoras fue creciendo y que se comenzó a utilizar nuevos componentes, que ampliaban su funcionalidad, los desarrolladores fueron capaces de incluir contenido más variado y de combinarlo de forma cada vez menos costosa. Internet comenzó siendo un recurso lento y estático, pero poco a poco se benefició de las posibilidades tecnológicas para hacer uso de la multimedia como ningún otro medio.

Como ocurre con toda revolución, los primeros tiempos de la multimedia fueron una auténtica fiebre: todas las compañías querían abusar de la posibilidad de combinar texto, audio y vídeo en un solo espacio, lo cual dio lugar a una gran cantidad de contenido confuso y ruidoso, que ofrecía menos beneficios que sus estáticos antepasados.

Sin embargo, el tiempo, la experiencia y, sobre todo, el feedback de los usuarios, fueron moldeando los estándares de hoy en día. Salvando excepciones, lo más común es que cualquier sitio de Internet haga uso de varios tipos de datos para presentar su contenido; en el ámbito de la educación, por ejemplo, esto resulta especialmente beneficioso, siempre y cuando se dé un espacio a la imaginación y se incentive a los lectores a pensar por ellos mismos.

Tomando como ejemplo la teoría musical, una página que describe temas relacionados con la dirección de orquesta puede apoyarse en imágenes para graficar los pentagramas, en grabaciones de audio para demostrar los diferentes conceptos y formas de ejecución, y de vídeos para presentar a una persona haciendo uso de las técnicas expuestas. Toda la información centralizada, sin ocupar espacio físico y sin que pueda extraviarse o deteriorarse: el contenido multimedia digital es una de las herramientas más útiles para complementar el estudio.

Fuente; http://definicion.de/multimedia/#ixzz3zGNQszJf

Contenidos multimedia que, además de multimedia, son contenidos

Los contenidos son la esencia de cualquier soporte de comunicación. La información que se nos ofrece es la que nos mueve a consumir unos u otros medios, bien sea por su calidad, su originalidad o el modo en que es contada. Y en el caso de internet, sucede lo mismo. Una web sin información interesante para sus visitantes, o mal jerarquizada, tiene difícil la consecución de los objetivos para los que se crea.

Vivimos en un mundo multimedia en el que la información ha dejado de limitarse a un texto, sino a un conglomerado de elementos que nos ayudan a transmitir un mensaje o vender un producto. Los textos se apoyan en otros elementos visuales o auditivos que sirven de apoyo o llaman la atención de nuestro público: los contenidos multimedia.

El aumento del ancho de banda de nuestros usuarios, permiten plantear como alternativa la creación de contenidos multimedia para la difusión de información en internet, entendidos no como las clásicas introducciones flash para deslumbrar a nuestros visitantes cuando llegan al sitio web, si no contenidos multimedia que aporten información y que se convierta en una alternativa para aquellos usuarios que prefieren este tipo de soporte en vez de la lectura en la página web. Una píldora de información que, apoyada en imágenes, da a conocer aquel producto o acción que queremos destacar.

En este caso queremos mostrar un contenido multimedia realizado para la Univesidad Veracruzana. La mayor casa de estudios del Estado de Veracruz, que decidió poner en marcha una campaña de difusión con el objetivo de dar a conocer su proyección educacional.

Se realizó una presentación en vídeo de 5 minutos que explica brevemente a qué se dedica la Institución, a quién se dirige, su potencial educacional y, en definitiva, un resumen del contenido de una página web corporativa.

El valor que aporta este vídeo como contenido multimedia es precisamente ahorrarle al usuario ese trabajo de leer una página web. ¿Por qué obligarlo a leer la página cuando puede escuchar la información con tus propias palabras?

Además este video será utilizado como un elemento corporativo y sustituto del folleto en papel de presentación. Este formato de contenido sirve para ser difundido en redes sociales como Youtube y Facebook.


Múltiples herramientas al alcance de nuestras economías están a nuestra disposición, con una buena dosis de creatividad. Es posible lograr ejemplos como estos.